Portada » Anatomia animal » Anatomia de aves » Antebrazo en aves

El antebrazo de las aves

Anatomia animal: Antebrazo en aves

Tiene como base ósea al cúbito y el radio. Siendo en este caso el cúbito de mayor tamaño que el radio.

Compartir: Twitter Facebook Google +

El antebrazo de las aves posee la misma base ósea que la de los mamíferos domésticos, el cubito y el radio, pero con una particularidad diferencial, el primero es de mayor tamaño que el segundo.

Las membrana patagiales son dos: una que va desde la espalda al carpo, el prepatagio y otra, más pequeña, que se dirige desde el carpo al codo o pots-patagio. Como membranas elásticas además de impedir la extensión forzada del miembro mantienen adosadas las alas al tórax durante el reposo.

La extensión de todo el miembro es prácticamente imposible, no solamente debido a su arquitectura especial, sino también por la presencia de las membranas antes mencionadas.

Ambos huesos son arqueados por lo que el espacio del antebrazo es relativamente amplio. Articulan entre si por sus extremidades, formando articulaciones casi inmóviles. Por sus extremidades proximales se relacionan con el húmero y por las distales se van a corresponder con cada uno de los dos huesos que integran el carpo.

En la cara externa del cúbito se pueden ver una serie de eminencias óseas que se corresponden con el número de plumas remeras secundarias que se implantan en él.

Cuando el ala se encuentra plegada, el antebrazo mantiene una disposición paralela al brazo.


Los usuarios que leyeron este articulo llegaron hasta aqui a traves de desde el buscador.

Al utilizar contenido de esta pagina use el enlace permanente:

Con apoyo de Los Gélvez | Contacto | Privacidad | Copyright © 2016 por Lilian Damarys Gélvez, todos los derechos reservados.